Tuesday, October 12, 2010

LOS NUEVOS AMIGOS DE TEÓFILO TORTOLERO (SC4). José Carlos De Nóbrega


Salmos Compulsivos
LOS NUEVOS AMIGOS DE TEÓFILO TORTOLERO
José Carlos De Nóbrega

Fotografía de Yuri Valecillo (Del libro Rostro y Poesía, compilación de Luis Alberto Angulo)

Pongo un pie en el vacío. Bajo la cabeza ante las lanzas sublimes. Estoy siendo acorralada por martirios comunes, ataduras que no cesan hasta el día de mi muerte. Andrea Sofía Crespo: Puñales.

Pese a la conmovedora calidad de la obra poética de Teófilo Tortolero, este gran amigo no ha contado con la bendición de la Providencia. Muy pocos críticos han reparado en una de las voces poéticas venezolanas más significativas del siglo XX. Por supuesto, la casi totalidad de sus libros de poesía fue publicada en Valencia, principalmente bajo la atenta curaduría del Departamento de Literatura de la Universidad de Carabobo, encabezado aquel entonces por el poeta Reynaldo Pérez Só. Sin embargo, su último poemario publicado, La Última Tierra (1990), fue víctima de alteraciones, supresiones y profanaciones por una indolente y mezquina comparsa de funcionarios culturales, súbditos de los Salas Röhmer en Carabobo. Incluso hubo dos intentos frustrados de publicar una antología suya en Caracas: Hace algunos años en Monte Ávila Editores y, recientemente, en la Fundación Editorial el perro y la rana (el catálogo del 2006, anunció un volumen antológico que aún no está en los anaqueles). En el marco de Filven Carabobo 2007, nos vimos forzados a realizar un foro sobre su extraordinaria obra en un bar, pues se nos coleó en la Biblioteca Feo La Cruz un invitado cubano despotricando la Literatura Light (los intolerables Harry Potter, Paulo Coelho y el Caballo maula de Troya) durante horas y besuqueando el fastidio; sin embargo, Teófilo compartió con sus amigos tragos, poemas y comentarios hasta colmar su contentamiento en una atmósfera poética y comunitaria. Años después, no en balde los caprichos del destino, me he encontrado con unos nuevos amigos de Teófilo que tercamente militan en el bando de los poetas, sin descanso y con el hermoso entusiasmo de su juventud. Topé con ellos en las páginas de Tiempo Universitario, cuando un colectivo llamado Voz Creativa convocó a unas II Jornadas de Creación Literaria en Homenaje a Teófilo Tortolero. Envié un ensayo sobre Andrés Mariño Palacio y Salvador Garmendia, con el fin de contactarlos y a ver qué tal sería la experiencia, la cual sólo puede ser catalogada hoy como asombrosa, cálida y placentera. Participaremos como jornaleros de la palabra festiva que revisitarán y palparán la poesía de Teófilo con atención, afecto y devoción. Independientemente de la diferencia de edad que me vincula a ellos. Carmen Chazzin organiza este concierto variopinto y ruidoso: más que dirigir esta peculiar puesta en escena, se nos antoja una simpática sacerdotisa que persiste en sumar tierno curso a esta nave de locos; Andrea Sofía Crespo es una linda adolescente a la cual no sólo ha tocado la poesía de Teófilo, sino que también nos toca con sus relatos que destacan la mixtura del discurso amoroso, la patología, el poder y la angustia de guisa muy bien lograda. Daniel Oliveros posee una estampa libertaria que lo pudiera emparentar con los poetas beatniks, no comulga con el academicismo ramplón que ha enceguecido la lectura lúdica de la poesía, el cine y la vida misma. Andrés Palencia, muy a pesar de su timidez, aportó unos poemas inmediatos a la Poesía del Decir que el grupo agradece sorbiendo café. Asimismo muchos otros jóvenes, panas y lectores de Teófilo que los invitamos al ágape que tendrá lugar en el Auditorio de la Facultad de Educación de la Universidad de Carabobo, desde el martes 9 al jueves 11 de noviembre de 2010. Acude, sólo la luz eviterna de la Poesía satisface.

2 comments:

Rebeca Alejandra said...

Hola, soy Rebeca A. Lara Tortolero (nieta de Teófilo)quisiera agradecerle señor De Nóbrega en nombre de mi familia y en el mío propio por tan edificantes palabras, y a su vez nos alegra conocer a estos nuevos amigos de Teófilo Tortolero, que a pesar de ser tan jóvenes comprenden la obra poética de mi abuelo, ahí estaremos acompañándolos, nosotros los que vivimos con él, los que vivmos su obra y somos más que parte de ella...somos su obra.
Este es mi correo para cualquier cosa que se les ofrezca: rebecalarachef@gmail.com
Gracias de nuevo.

SALMOS COMPULSIVOS said...

No hay de qué. Persistimos en el afecto profundo que nos mueve la poesía y la personalidad de tu abuelo. Nos veremos pronto en las II Jornadas de Creación Literaria en la Universidad de Carabobo. Un abrazo solidario y fraternal para ti y los tuyos.